Llamamiento a cineastas Chilenos

Desde el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, invitamos a todo nuestro cine, a sus protagonistas reales y virtuales, a pronunciarse...

 

>> Leer Más

 

 

 

Conversación Con Pablo Neruda.

María Maluenda y Homero Arce.

Historia y Geografía de Pablo Neruda
"Poetas de Chile"
Documental de 1971
Canal 13 - Chile

 

 

 

 

Reconstrucción de los últimos días de vida de Pablo Neruda.

 

 

 

El asesinato de Pablo Neruda en la mirada de
ALJAZEERA

>> Ver Articulo Completo

 

 

Ana María Cabrolier: “Para aclarar la muerte de Neruda se deben agotar todas las posibilidades”

Por Mario Casasus


 

 

México DF.- En entrevista telefónica desde Ñuñoa, Ana María Cabrolier, periodista chilena, habla del reportaje Funeral Vigilado (1974) de Sergio Villegas: “El cuerpo de Neruda llegó a su casa el lunes 24 por la mañana, el martes 25 salimos caminando al Cementerio General, mi marido ayudó a sacar el féretro; nosotros no nos quedamos en el velorio, acompañamos a la viuda y a la hermana de Neruda hasta el lunes por la noche, mi marido registró una lista con las 9 personas que se quedaron durante todo el velatorio: Matilde Urrutia, Laura Reyes, un matrimonio de apellido Cárcamo, Elena Nascimento, Aída Figueroa, Juanita Flores, Enriqueta de Quintana y Hernán Loyola. Había poca gente en el velatorio porque el cuarto del segundo piso de La Chascona era pequeño, Enriqueta hizo una lista de las personas que se podían quedar y al resto nos pidió que nos fuéramos”.

El 11 de septiembre de 1973, Ana María Cabrolier trabajaba en Canal 7 (José Miguel Varas era el jefe de prensa de TVN) y Sergio Villegas dirigía el diario El Siglo; el matrimonio de periodistas no pudo visitar a Pablo Neruda en la Clínica Santa María, sin embargo participaron en la primera manifestación contra la dictadura camino al Cementerio General. Ante el proceso judicial por el presunto asesinato de Neruda, el libro Funeral Vigilado aclara varios puntos decisivos: “Al chofer de Neruda lo detuvieron el 23 de septiembre, no me queda ninguna duda, mi marido tenía sus entrevistas grabadas, en esa época ya utilizábamos las grabadoras. Es lógico, después de leer el contexto, Manuel Araya sí estaba en la Clínica Santa María el domingo 23 de septiembre de 1973”. La viuda de Sergio Villegas opina: “Estoy de acuerdo en que hagan todas las investigaciones posibles para aclarar la muerte de Neruda”.

MC.- El periodista Sergio Villegas publicó el reportaje “Funeral Vigilado” en 1978, ¿cuándo lo escribió?, ¿recuerda las circunstancias?

AC.- Mi esposo comenzó a escribir el reportaje cuando se enteró que Neruda fue internado en la Clínica Santa María, tomó notas y trabajó de prisa durante el funeral y mientras estuvo asilado en la Embajada de la República Democrática Alemana (RDA) entre septiembre y noviembre de 1973; sé que conversó con colegas periodistas y con algunos amigos de Neruda. Funeral Vigilado era un capítulo del libro: El Estadio. 11 de septiembre en el país del edén (1974), aquí tengo la nota del editor: “La primera edición del libro El Estadio salió en Buenos Aires, en marzo de 1974”; años después, la revista Araucaria publicó: La historia vivida del Funeral Vigilado (España, 1978) y el Comité Internacional de Solidaridad con Chile hizo del reportaje un libro: Funeral Vigilado. La despedida a Pablo Neruda (Alemania, 1984), se publicaron varias traducciones en Europa. La primera edición chilena del Funeral Vigilado salió en la antología: Los rostros de Neruda (1998), y desde 2003 LOM ha reeditado el libro en la Colección Septiembre.

MC.- ¿Ustedes visitaron a Neruda en la Clínica Santa María?

AC.- No, eran días de represión, después del 11 de septiembre se llevaron a varios compañeros presos y mi marido corría el riesgo de ser detenido porque era el director del diario El Siglo.

MC.- ¿Acompañaron a la viuda Matilde Urrutia en el funeral del poeta?

AC.- Sí, antes habíamos visto la casa de Santiago destruida, fuimos a La Chascona el 21 de septiembre. El cuerpo de Neruda llegó a su casa el lunes 24 por la mañana -murió el domingo 23 de septiembre a las 22:30 hrs.-, el martes 25 salimos caminando al Cementerio General, mi marido ayudó a sacar el féretro, nosotros no nos quedamos en el velorio, acompañamos a la viuda y a la hermana de Neruda hasta el lunes por la noche, mi marido registró una lista con las 9 personas que se quedaron durante todo el velatorio: Matilde Urrutia, Laura Reyes, un matrimonio de apellido Cárcamo, Elena Nascimento, Aída Figueroa, Juanita Flores, Enriqueta de Quintana y Hernán Loyola, él fue a su casa a buscar frazadas para pasar la noche. Había poca gente en el velatorio porque el cuarto del segundo piso de La Chascona era muy pequeño, yo estuve ahí, pero Enriqueta hizo una lista de las personas que se podían quedar y al resto nos pidió que nos fuéramos. Nosotros nos quedamos hasta tarde tratando de ordenar un poco, el agua sucia corría por la planta baja, los militares habían saqueado la casa, destrozaron varios muebles y quebraron los vidrios.

MC.- ¿Conserva los cuadernos de notas de su esposo?

AC.- Los apuntes del libro El Estadio y del reportaje Funeral Vigilado se perdieron, mi esposo terminó ambos trabajos antes de partir al exilio, cuando llegó al aeropuerto iba sin equipaje, imagino que los cuadernos de Sergio salieron en la valija diplomática de la República Democrática Alemana, porque los militares chilenos vigilaron el embarque de los exiliados. Mi marido escribió su libro: El Estadio. 11 de septiembre en el país del edén (1974) porque llegó mucha gente a la Embajada de la RDA; El Estadio se basa en los testimonios de sobrevivientes de la tortura en el Estadio Chile y en el Estadio Nacional, a medida que fueron llegando los refugiados a la Embajada de Alemania Oriental mi marido fue extendiendo su libro.

MC.- El juez Mario Carroza estudió el libro: “Funeral Vigilado” (LOM, 2003) para entender el contexto de la muerte de Pablo Neruda, ¿qué opina al saber que el trabajo de su esposo fue leído y discutido en el proceso judicial del Caso Neruda?

AC.- Qué bueno que sirvió de algo hacer el libro, mi marido se habría puesto muy contento al saber que algo que él escribió sirvió para reconstruir lo que pasó antes y después de la muerte de Neruda.

MC.- En “Funeral Vigilado”, Hernán Loyola asegura que el chofer de Neruda, Manuel Araya, fue detenido el domingo 23 de septiembre de 1973, cuando Matilde lo mandó a comprar medicamentos…

AC.- Se lo dijo Matilde a Loyola, el relato de la viuda está en la página 21 de la reedición de Funeral Vigilado (LOM, 2003): “A mediodía del domingo, encargué a Manuel Araya, un muchacho joven que era el chofer de Pablo, que me trajese algún medicamento u otra cosa, pero las horas pasaron y Manuel no volvió. Después supe que lo habían detenido y conducido al Estadio Nacional, donde lo pasó muy mal, y el automóvil me costó ubicarlo y recuperarlo”, fin de la cita.

MC.- El periódico “La Segunda” (24/09/1973) y “Funeral Vigilado” (1974), coinciden en que Manuel Araya fue detenido el 23 de septiembre de 1973; pero los testigos de la Fundación Neruda aseguran que al chofer lo arrestaron el 21 o 22 de septiembre, ¿usted a quién le daría la razón?

AC.- Al chofer de Neruda lo detuvieron el 23 de septiembre, no me queda ninguna duda, mi marido tenía sus entrevistas grabadas, en esa época ya utilizábamos las grabadoras. Es lógico, después de leer el contexto, Manuel Araya sí estaba en la Clínica Santa María el domingo 23 de septiembre de 1973.


349214
HoyHoy39
TotalTotal349214