Berthold Brecht, el renovador del teatro social

 
"España en el corazón" del asesinado Pablo Neruda y "Los fusiles de la Madre Carrar" de Berthol Brecht .constituyen obras de dos intelectuales que le hacen honor  al pensamiento que continua este trabajo   «Hay hombres que luchan un día y son buenos, otros luchan un año y son mejores, hay quienes luchan muchos años y son muy buenos, pero están los que luchan toda la vida, y esos son los imprescindibles».
 
 
 
Eugen Berthold Friedrich Brecht; 
Augsburg, 1898 - Berlín oriental, 1956
 
Escritor alemán. Además de ser uno de los dramaturgos más destacados e innovadores del siglo XX, cuyas obras buscan siempre la reflexión del espectador, y fomentar el activismo político con las letras de sus lieder, a los que Kurt Weill puso la música. 
 
Aparte de estas dos facetas, cabe destacar también su prosa breve de carácter didáctico y dialéctico. 
 
La base de toda su producción es, ya desde los tiempos de Múnich, una posición antiburguesa, una crítica a las formas de vida, la ideología y la concepción artística de la burguesía, poniendo de relieve al mismo tiempo la necesidad humana de felicidad como base para la vida. 
 
Comenzó en Múnich sus estudios de Literatura y Filosofía en 1917, a los que añadiría posteriormente los de Medicina. Durante la I Primera Guerra Mundial comenzó a escribir y publicar sus obras. 
 
Luego, entre 1918 y 1920 escribió una pieza sobre el revolucionario antiesclavista, Espartaco, que después sería retitulada a Tambores en la noche, influída por la revolución en Alemania. 
 
El final de esta obra sacude al auditorio: "Todo esto no es más que puro teatro. Simples tablas y una luna de cartón. Pero los mataderos que se encuentran detrás, ésos sí que son reales". 
 
La moralidad de la obra suplanta al teatro tradicional, que pretende ser imparcial. 
 
También por aquella época, la agitación revolucionaria bávara de 1918 llevó a Brecht a ingresar en 1919 en el partido social-demócrata independiente. 
Desde 1920 frecuentó el mundo artístico de Múnich y trabajó como dramaturgo y director de escena. 
 
En este entorno conoció a F. Wedekind, K. Valentin y L. Feuchtwanger, con quienes mantuvo siempre un estrecho contacto. 
 
En 1924 se trasladó a Berlín, donde trabajó como dramaturgo a las órdenes de Max Reinhardt en el Deutsches Theater; posteriormente colaboró también en obras de carácter colectivo junto con Elisabeth Hauptmann, Erwin Piscator, Kurt Weill, Hans Eisler y Slatan Dudow, y trabó relaciones con el pintor Georg Grosz. 
En 1926 comenzó su dedicación intensiva al marxismo y estableció un estrecho contacto con Karl Korsch y Walter Benjamin. 
 
Esta relación, hizo que sus obras se vertebraran enfrentadas al decadente juego burgués teatral del individuo aislado, a enmarcarse en el ámbito del conjunto de la sociedad: el individuo autónomo aniquilado por el capitalismo (Mann ist Mann, El hombre es el hombre, 1924/25) consigue nuevas cualidades dentro del colectivo. Su Dreigroschenoper (Operade cuatro centavos, 1928) obtuvo en 1928 el mayor éxito conocido en la República de Weimar junto a la música del compositor alemán Kurt Weill. 
Este musical, basado en The Beggar's Opera (1728) del dramaturgo inglés John Gay, era una cáustica sátira del capitalismo y se convirtió en el éxito teatral más importante de Brecht. 
 
Se estrenó en 1928 en Berlín. 
 
La ópera Ascensión y caída de la ciudad de Mahagonny (1927-1929), también con música de Weill, volvía a criticar severamente el capitalismo. 
En 1929 ingresa en el Partido Comunista Alemán. 
 
Las penalidades de los obreros y su forma de entender el teatro, que valoraba sobre todo la crítica a un sistema social capitalista que enseñaba sus colmillos ante el mundo, sin disfraces democráticos, le hace reflexionar seriamente de cómo tiene que ser el teatro del futuro, la cultura debe ser como un cuchillo que abra los cerebros, para entender que el comunismo es la respuesta humana a la evolución social. 
Es en está época cuando realiza una de sus más impresionantes obras La excepción y la regla (1930), un alegato hacia el futuro, de increíble alcance filosófico comunista. 
 
Brecht, era un hombre por y para el teatro social, fuera de las tendencias del teatro expresionista. 
 
Quería mostrar que ese camino, por la nuevas sociedad y estética liberadora, era posible y necesaria. 
 
Su versátil empleo de la lengua y de las formas poéticas -lenguaje clásico mezclado con el habla del hombre de la calle, versos libres e irregulares- lo dirigió a sacudir la conciencia del público y a llevarlo de una pasividad acrítica a la reflexión y, esperanzadamente, a la acción. 
Brecht llevó sus ideas comunistas al cine con Kuhle Wampe (o ¿A quién le pertenece el mundo?), dirigida por Slatan Dudow y con música de Hanns Eisler, que muestra lo que podría ofrecer el Comunismo a un pueblo alemán azotado por la crisis.
 
En la Republica Democratica Alemana DDR

En 1933 Hitler sube al poder, y durante la representación de la obra La toma de medidas fue interrumpida por la policía y los organizadores fueron acusados de alta traición.

El 28 de febrero de 1933, un día después de la quema del Parlamento alemán, Brecht comenzó su camino hacia el exilio en Svendborg (Dinamarca), donde la lucha antifascista le inspiró los excepcionales poemas “Svendborger Gedichte" (Poemas de Svendborg, 1939).

Sus libros son quemados por los nazis y prohibidos para la población.

Tras una breve temporada en Austria, Suiza y Francia, marchó a Dinamarca, donde se estableció con su mujer y dos colaboradoras, Margarethe Steffin y Ruth Berlau.

En 1935 viajó a Moscú, Nueva York y París, donde intervino en el Congreso de Escritores Antifascistas, suscitando una fuerte polémica.
Mostró su apoyo por la Segunda República Española.
Varias canciones militares para las Brigadas Internacionales se basan en textos suyos, o contaron con su colaboración, como Einheitsfrontlied ('La canción del frente unido').

En 1939, temiendo la ocupación alemana, se marchó a Suecia; en 1940, a Finlandia, país del que tuvo que escapar ante la llegada de los nazis; y en 1941, a través de la Unión Soviética (vía Vladivostok), a Santa Monica, en los Estados Unidos, donde permaneció aislado seis años, viviendo de arreglar guiones de otros para Hollywood, pero los suyos no fueron aceptados por ninguna de las corporaciones cinematográficas.

En 1947 se llevó a la pantalla Galileo Galilei, con muy poco éxito.

A raíz del estreno de esta película, el Comité de Actividades Antinorteamericanas le consideró elemento sospechoso y tuvo que marchar a Berlín Este (1948), donde organizó primero el Deutsches Theater y, posteriormente, el Theater am Schiffbauerdamm.

Antes había pasado por Suiza, donde colaboró con M. Frisch y G. Weisenborn.

En Berlín, ya creada la República Democrática Alemana, junto con su esposa Helene Weigel, fundó en 1949 el conocido Berliner Ensemble, y se dedicó exclusivamente al teatro.

Aunque siempre denunció irónicamente, con duras y mordaces críticas, el proceso de restauración política capitalista de la República Federal.
A lo largo de su vida escribió también varias colecciones de poemas, que, con sus obras de teatro, lo sitúan entre los más grandes autores alemanes.
Brecht siempre buscó en sus montajes asociarse al pensamiento del espectador, que quien le oyera compartiese con él su periplo descriptivo, por ello en la DDR se apoyó en los medios de comunicación de masas para la educación del pueblo: radio, teatro, cine, conferencias, escenificaciones de calle, representaciones infantiles, etc.

Su meta fue alcanzar un cambio social, individual y colectivo.

En 1955 recibió el Premio “Stalin” de la Paz.

Murió el 14 de agosto de 1956 en Berlín, de una trombosis coronaria.

Proyección de su pensamiento Con el personaje que da título a su drama Baal (1922), Brecht creó un tipo que aparece a lo largo de toda su producción en diversas variaciones (Schweyk im Zweiten Weltkrieg, Schweyk en la Segunda Guerra Mundial, 1943) y que se expresa de manera mucho más radical en los fragmentos Untergang des Egoisten Johann Fatzer (El ocaso del egoísta Johann Fatzer, 1927/30) y Die Reisen des Glücksgotts (Los viajes del dios de la suerte, 1941).

Mientras el teatro nacido de las concepciones aristotélicas propone la ilusión de que lo actuado en el escenario es un trozo de vida real, en el que el público participa con sus emociones, Brecht postula que el espectador debe darse cuenta, a través de varios artificios, de que lo presenciado es un espectáculo.

Por lo tanto, la intención final no ser la catarsis aristotélica -método para que el público purifique sus sentimientos- sino el despertar de una actitud crítica racional frente a lo mostrado. El colectivo revolucionario y los dialécticos (Geschichten von Herrn Keuner, Historias del señor Keuner, 1930), es la antítesis del teatro burgués.

El desarrollo literario de Brecht, que en su lírica pasa desde un acercamiento crítico a la "Neue Sachlichkeit" hasta formas de resistencia colectiva (Lieder-Gedichte-Chöre, Canciones-Poemas-Coros, 1934), está influido por la Biblia de Lutero, la obra de Shakespeare y la Antigüedad Clásica, así como por el teatro asiático y la filosofía china.

Desmenuza en todas sus obras desde 1930, la crápula respetabilidad burguesa, su hipocresía, su falta de principios, su “subversión social” que lo aleja del progreso, la robotización de los trabajadores como mercancía, el estado capitalista del máximo beneficio, como juez del poder sobre la humanidad.

Brecht entiende la filosofía como la doctrina del buen comportamiento, una categoría que resulta fundamental en su obra.

En este sentido entiende sus textos como intentos progresivos de provocar asombro, reflexión, reproducción y cambios de actitud y de comportamiento en el espectador.

Para ello utiliza el conocido "efecto de distanciamiento" ("Verfremdungseffekt"), que no debe ser entendido sólo como una técnica estética, sino como "una medida social", esencial para el proceso de aprendizaje del público, dado que eso reducía su respuesta emocional y por el contrario, le obligaba a pensar.

Sus intentos dramáticos más radicales de carácter pedagógico y político son Lindberghflug (El vuelo de Lindbergh, 1929), Das Badener Lehrstück und der Neinsager (La parábola de Baden y el que decía que no, 1930), Die Maßnahme, (La medida, 1930), Die Ausnahme und die Regel (La excepción y la regla, 1930) y Die Horatier und die Kuratier (Los horacianos y los curacianos, 1934); en todos ellos se pone de relieve una fuerte separación entre escenario y espectador.

La preocupación por la justicia fue un tema fundamental en su obra.

Durante este periodo inicial de su carrera, Brecht dirigía a los actores y empezó a desarrollar una teoría de técnica dramática conocida como teatro épico.

Ejemplo las obras La toma de medidas, La excepción y la regla, El que dice sí y e que dice no, expresiones del propósito socialista de Brecht.

En el exilio, Brecht escribió sin publicarlas algunas de sus piezas más conocidas: Leben des Galilei (Vida de Galileo Galilei, que apareció en 3 versiones: una danesa de 1938-39, otra americana de 1945-46, y la tercera, berlinesa, de 1953-55), Mutter Courage und ihre Kinder (Madre Coraje y sus hijos, 1939), Der gute Mensch von Sezuan (El hombre bueno de Sezuan, 1943), Herr Puntila und sein Knecht Matti (El señor Puntila y su criado Matti, 1940), aparte de escritos teóricos sobre teatro (Der Messingkauf, La compra de latón, 1939/40) y algunos apuntes para unas novelas (Tui-Roman, Novela de Tui, 1930/42; Die Geschäfte des Herrn Julius Caesar, Los negocios del señor Julio César, 1938/39)

 
 

Brecht y Weigel en 1954 en Berlin DDR


Hasta el fín de su vida, siempre proclamó que el teatro social podía contribuir a modificar el mundo.


Para ello fue creando una nueva idea del arte como comprensión total y activa de la historia: no contemplación lírica de las cosas y ni tampoco interiorización subjetiva, sino elecciones humanas y morales, verificación de los valores tradicionales y elaboración de una nueva presencia de la poesía en la sociedad.


Propone continuamente un teatro al servicio del conocimiento "...Nuestro teatro debe suscitar el deseo de conocer y organizar el placer que se experimenta al cambiar la realidad, dice Brecht, nuestros espectadores deben no sólo aprender cómo se libera a Prometeo encadenado, sino también prepararse para el placer que se siente liberándolo".


Sus ideas han impregnado el teatro en el mundo, pero la sociedad burguesa ha corrompido su mensaje colectivo social. Será la sociedad del futuro, el Comunismo, quien haga realidad sus tesis.



Trozos de su pensamiento
 
Preguntas de un Obrero ante un libro
Bertolt Brecht

 
Tebas, la de las siete puertas ¿quién la construyó?
En los libros figuran los nombres de los reyes ¿Arrastraron los reyes los grandes bloques de piedra?
Y Babilonia, destruída tantas veces
¿quién la volvió a construir otras tantas?
¿en qué casas de la dorada Lima vivían los obreros que la construyeron?
La noche en que fue terminada la muralla china ¿adónde fueron los albañiles? Roma la grande está llena de arcos de triunfo. ¿Quién los erigió?
¿Sobre quiénes triunfaron los Césares? Bizancio, tan cantada
¿Tenía solo palacios para sus habitantes? Hasta en la fabulosa Atlántida,
la noche en que el mar se la tragaba, los habitantes clamaban
pidiendo ayuda a sus esclavos.
El joven Alejandro conquistó la India
¿Él solo?
César venció a los galos
¿No llevó consigo ni siquiera un cocinero?
Felipe II lloró al hundirse
su flota. ¿No lloró nadie más?
Federico II venció la guerra de los siete años ¿quién la venció, además?
Una victoria en cada página
¿Quién cocinaba los banquetes de la victoria?
Un hombre cada diez años
¿Quién pagaba sus gastos?
Una pregunta para cada historia. 

Alabanza del Comunismo
 
Es razonable, todo el
mundo lo entiende.
 
Es sencillo.
Tú que no eres explotador
puedes entenderlo.
 
Es bueno para ti. Informate al respecto.
 
Los estúpidos lo llaman
estúpido, y los sucios
lo llaman sucio.
 
Es contrario a la suciedad y a la estupidez.
 
Los explotadores lo llaman crimen.
 
Pero nosotros lo sabemos:
es el fin de los crímenes.
 
No es una locura,
sino el fin de la locura.
 
No es el enigma,
sino la solución.
 
Es lo sencillo que resulta difícil de realizar. 
 
 

§ "Lo difícil se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida."
 
§ "Al río que todo lo arranca lo llaman violento, pero nadie llama violento al lecho que lo oprime." (Poema Sobre la violencia)
 
§ "Con la guerra aumentan las propiedades de los hacendados, aumenta la miseria de los miserables, aumentan los discursos del general, y crece el silencio de los hombres"
 
§ "Cuando la verdad sea demasiado débil para defenderse tendrá que pasar al ataque."
 
§ "Cuando el delito se multiplica, nadie quiere verlo."
 
§ "Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad."
 
§ "El arte, cuando es bueno, es siempre entretenimiento."
 
§ "El arte no es un espejo para reflejar la realidad, sino un martillo para darle forma."
 
§ "El hombre que no debe seguir tal como es, es necesario verlo también como podría ser y acostumbrarse a esa visión"
 
§ "El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales."
 
§ "El regalo más grande que le puedes dar a los demás es el ejemplo de tu propia vida."
 
§ "Entonces, ¿de qué sirve decir la verdad sobre el fascismo que se condena si no se dice nada contra el capitalismo que lo origina? Una verdad de este género no reporta ninguna utilidad práctica."
 
§ "Estar contra el fascismo sin estar contra el capitalismo, rebelarse contra la barbarie que nace de la barbarie, equivale a reclamar una parte del ternero y oponerse a sacrificarlo."
 
§ "Los demócratas burgueses condenan con énfasis los métodos bárbaros de sus vecinos, y sus acusaciones impresionan tanto a sus auditorios que éstos olvidan que tales métodos se practican también en sus propios países."
 
§ "Ciertos países logran todavía conservar sus formas de propiedad gracias a medios menos violentos que otros. Sin embargo, los monopolios capitalistas originan por doquier condiciones bárbaras en las fábricas, en las minas y en los campos. Pero mientras que las democracias burguesas garantizan a los capitalistas, sin recurso a la violencia, la posesión de los medios de producción, la barbarie se reconoce en que los monopolios sólo pueden ser defendidos por la violencia declarada". (Las cinco dificultades para decir la verdad)
 
§ "Esos que pretenden, para reformarnos, vencer nuestro instinto criminal, que nos den primero de comer. De moral hablaremos después. Esos que no se olvidan de cuidar nuestra formación, sin que por ello dejen de engordar, escuchen esto: por más que le den vueltas, primero es comer, y después de hartos ¡venga la moral!"
 
§ "La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer."
 
§ "La historia ama las paradojas" (dice Brecht en una de sus cartas).
 
§ "La naturaleza tiene perfecciones para demostrar que es imagen de Dios e imperfecciones para probar que sólo es una imagen."
 
§ "Las madres de los soldados muertos son jueces de la guerra."
 
§ "Las revoluciones se producen, generalmente, en los callejones sin salida."
 
§ "Me parezco al que llevaba el ladrillo consigo para mostrar al mundo como era su casa."
 
§ "Muchos jueces son absolutamente incorruptibles; nadie puede inducirles a hacer justicia."
 
§ "Erst kommt das Fressen, dann kommt die Moral." ("Primero va el comer, luego va la moral.")
 
§ Otra traducción posible (que modifica el sentido de la traducción anterior): "Primero viene el devorar, luego la moral." En sentido sarcástico, aplícase a los políticos. (Ópera de los cuatro centavos)
 
§ "Reía porque sus enemigos no podían alcanzarlo, ignoraba que ejercitaban para errar el tiro."
 
§ "Señores, no estén tan contentos con la derrota [de Hitler]. Porque aunque el mundo se haya puesto de pie y haya detenido al Bastardo, la Puta que lo parió está caliente de nuevo" ( 6 de mayo de 1945, se refiere al capitalismo como causa del fascismo)
 
§ "Sr. Wurlitzer, en este momento estoy en posición de recibir su órgano."
 
§ "Si la gente quiere ver sólo las cosas que pueden entender, no tendrían que ir al teatro: tendrían que ir al baño."
 
§ "Un hombre debe tener por lo menos dos vicios, uno solo es demasiado."
 
§ "El que no conoce la verdad es simplemente un ignorante. Pero el que la conoce y la llama mentira, ¡ése es un criminal!..."
 
§ "¿Qué es el robo de un banco en comparación con fundar uno?"
 
§ Otra versión: "¿Qué delito es el robo de un banco comparado con el hecho de fundar uno?" (Ópera de los cuatro centavos)
 
§ "Instruído por impacientes maestros, el pobre oye que es éste el mejor de los mundos, y que la gotera del techo de su cuarto fue prevista por Dios en persona." (Loa de la Duda)
 
§ "No acepten lo habitual como cosa natural pues en tiempos de desorden sangriento, de confusión organizada, de arbitrariedad consciente, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer imposible de cambiar."
 
 
Primero se llevaron a los negros, pero a mi no me importó
porque yo no lo era. Enseguida se llevaron a los judíos,
pero a mí no me importó,
porque yo tampoco lo era. Después detuvieron a los curas,
pero como yo no soy religioso,
tampoco me importó. Luego apresaron a unos comunistas,
pero como yo no soy comunista,
tampoco me importó. Ahora me llevan a mí pero ya es tarde. 
 
 


El Partido somos nosotros
 
¿Quién es entonces el Partido?
 
¿ Vive entre cuatro paredes?
 
¿ Está prisionero en las cárceles?
 
¿ Escucha en el auricular de los teléfonos?
 
¿ Son sus pensamientos secretos sus conclusiones desconocidas?
 
¿Quién es entonces el Partido?
 
El partido somos nosotros, Tú, yo, y nosotros, nosotros todos.
 
Se viste con tu ropa Y piensa en tu cabeza.
 
Donde nosotros estemos, allí estará el Partido, donde se le ataca allí combate.
 
Muéstranos el camino que debemos seguir y nosotros lo seguiremos contigo. Pero no sigas sin nosotros el camino sin nosotros ese camino es el peor no te separes de nosotros podemos equivocarnos y tú tener razón, luego, no te alejes de nosotros.
 
Nadie lo niega, vale más el camino corto que el largo, pero si uno de nosotros lo conoce y no lo puede demostrar ¿de qué nos sirve su sabiduría? Sé sabio, pero sé sabio con nosotros. No te alejes jamás de nosotros.
 
 
La autora de la obra Neruda y Brecht, Arcelia de la Torre contribuye a entender el vínculo que existe entre la creación de una obra literaria y el contexto social, político, económico y cultural que le imprime el sello distintivo, único, como producto de su tiempo.
 

En esta obra la autora describe magistralmente las condiciones del surgimiento de ese hecho histórico atroz ,la guerra civil Española del que tanto Neruda como Brecht crean las obras, 'España en el corazón' y 'Los Fusiles de la Madre Carrar'".

261365
HoyHoy16
TotalTotal261365