Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

El Caso Neruda ante la prensa internacional

 

Recuerdos de Madrid a La Habana (por un decreto de expropiación)

 

Por Mario Casasús, publicado el 04/08/2006

 

 

En Madrid, el intelectual de nuestra casa editorial La Jornada, Marcos Roitman me explicó algo que desconocía por completo, la editorial española que plagió y falsificó La Antología Popular 1972 de Neruda, “los de Edaf, siempre han actuado de esa manera. La edición de El capital de Marx es un corte de la traducción de Wenceslao Roces con variantes. Así muchas otras cosas más. Es una editorial cuyos dueños están ligados a la CEOE y al Partido Popular de Aznar y detrás de Edaf estaba en su momento el ex alcalde de Madrid, Rodríguez Sahagún”.

 

Como lo denuncié en la primera plana de la sección cultural de El Universal de México (24/10/2004) la editorial española Edaf está haciendo un vil negocio con uno de los legados más simbólicos del poeta Pablo Neruda y del Presidente Salvador Allende, La Antología Popular 1972 de Pablo Neruda, la cual, fue editada bajo el gobierno de la Unidad Popular como regalo del Presidente Salvador Allende y del propio poeta al pueblo de Chile para celebrar el Premio Nobel de Literatura de 1971.

El propósito era llegar a un millón de ejemplares, pero sólo salieron de la imprenta los primeros 150 mil facsimilares. El 11 de septiembre de 1973 muere el Presidente Allende en el golpe de Estado con el Palacio de La Moneda bombardeado y en llamas. Pablo Neruda fallece el 23 de septiembre de cáncer y tristeza fulminante, su funeral se convierte en la primera manifestación de protesta a la naciente dictadura de Pinochet; La Antología Popular 1972 es desaparecida junto a más de 5 millones de libros en las bodegas de la editorial Quimantú. “Este libro no puede ser puesto en venta. Su finalidad es que llegue en forma gratuita al pueblo chileno” (como reza en la edición original de 1972).

El copyright de la Antología Popular 1972 dice: “Pablo Neruda no percibirá derecho alguno por la publicación de esta obra". Por su parte, la Editorial Losada SA propietaria del copyright de todos los libros del autor en idioma español, ha renunciado también a todo beneficio económico en esta edición. "Este libro no puede ser puesto en venta. Su finalidad es la de que llegue en forma gratuita al pueblo chileno”. Edaf censura todo el copyright; del colofón, Edaf elimina dos renglones, la fecha de término (20 de noviembre de 1972) y el lugar de impresión (Talleres Gráficos García, Chile), para poder hacerla pasar como una Antología Póstuma. La mayor imprecisión del editor Márquez de la Plata, es decir que la Antología Póstuma (Edaf, 2004) es la única obra compilada por Neruda, cuando en el año 1953 salieron dos antologías, una de Poesía política (editorial Austral) y Todo el amor (original de la editorial Nascimento) y la segunda edición de Todo el amor, publicada por Losada de 1968 y 1971 (Biblioteca Clásica y Contemporánea). Márquez de la Plata está mintiendo una vez más, ya que presume ser el primero en publicar la existencia de la Antología Popular de Neruda; mucho antes, Hernán Loyola (en Anales Universidad de Chile, 1973), Hugo Gutiérrez Vega (Carta a Neruda, 1973), Esteban Llorach (En el corazón de un poeta; Instituto Cubano del Libro, 1984) y Virginia Vidal (Revista Mapocho, Chile 1994) describieron la Antología Popular 1972 desde Chile, México y Cuba.

Carmen Balcells (la agente de los integrantes del llamado Boom latinoamericano: Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes, Julio Cortázar, Antonio Skármeta y Neruda, entre otros) firmó la autorización para que Edaf publicara la Antología con todas esas características fraudulentas. El día 4 de mayo (a las 16 horas, en la calle Jorge Juan, número 30, Madrid) hubo una reunión para discutir mi nota entre la editorial Edaf, la Agencia Balcells y un editor amigo mío, que me pidió no mencionar su nombre (contratado por una editorial trasnacional para investigar la veracidad de mi nota), las conclusiones del encuentro fueron: “La Antología Póstuma de Neruda es una falsificación, no se revelará el nombre del almonedista de Vigo que vendió a Márquez de la Plata dicha Antología Póstuma, Edaf está dispuesta a rectificar su edición”. Se le sugirió a Edaf la retirada de la edición existente, al parecer el libró se agotó, ya que afirman no tener ejemplares en bodega, también se habló de un mayor control a partir de ahora de las ediciones que se vayan a autorizar, por encima de los agentes literarios que representan los derechos.

Mi propuesta es mucho más sencilla y es que el gobierno de Chile haga un decreto de expropiación contra la Fundación Neruda, pues no se puede permitir que los derechos de autor de Neruda se inviertan en la empresa de un asesor del canciller de Pinochet, Ricardo Claro. La Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura, presidida por el obispo Sergio Valech, documenta que las embarcaciones El Lebu y El Maipú de Sudamericana de Vapores, propiedad de Ricardo Claro, fueron centros de tortura; sin olvidar la evasión fiscal de la Fundación Neruda y “robos hormiga”, pérdidas en 2002 y 2003 por 90 millones de pesos y en el 2004 (en seis meses) por 50 millones de pesos chilenos; un desfalco por 140 millones de pesos chilenos (249 mil 309.95 dólares) dentro de la Fundación Neruda, mediante boletas de honorarios falsas, incluso algunas ni siquiera fueron declaradas ante impuestos internos. Por último, que el Estado chileno demande a Edaf por el plagio y falsificación de la Antología Popular 1972, los recursos por ese juicio servirían para editar un millón de Antologías de Neruda. ¿Por qué una editorial de la extrema derecha española se ha robado la Antología de Neruda? ¿A quién puede interesar? ¿Qué hacer para democratizar el legado de Neruda?

Hace poco Carmen Balcells declaró a Xavi Ayen: “Creé por primera vez dos elementos nuevos en los contratos: límites geográficos y de tiempo. Antes, las novelas se vendían a un editor para toda la vida y en todo el mundo. Fue un hallazgo que me dio gran seguridad, hoy es el procedimiento habitual en todo el mundo (…) Los herederos de Neruda todavía hoy cobran una cantidad de la que se puede vivir. Con el sistema anterior, Neruda habría cobrado una sola vez por cada uno de sus libros (Revista Ñ de El Clarín de Argentina; 29/07/2006). Lo que doña Carmen Balcells no sabe, es que el dinero por los derechos de autor de Neruda, que sólo en 2004 suman más de 2.3 millones de dólares, están invertidos en la empresa del fascista Ricardo Claro (insisto, asesor del canciller de Pinochet). Aún espero el reconocimiento de mi investigación y romper la censura que me he ganado a pulso por fastidiar a la Agencia Balcells y a la Fundación Neruda, por cierto presidida por Juan Agustín Figueroa, otro fascista que hoy día, persigue a las comunidades indígenas mapuches bajo la aplicación de leyes antiterroristas creadas por la dictadura de Pinochet.

Así que partí de París a La Habana, buscando la solidaridad de Cuba, en Madrid tuve mi primer acercamiento con Roberto Fernández Retamar; Marcos Roitman me contó de una cena habanera en compañía del comandante Fidel, Pablo González Casanova, Retamar y Abel Prieto –no pude dejar de sonreír cuando Fidel propuso un brindis por el cumpleaños de Retamar–; luego en El País, para ser más preciso en la contraportada del viernes 14 de julio, se hacía eco la noticia de que Elena Garro perteneció a un “grupo de espionaje” del genocida Díaz Ordaz, el domingo siguiente fue desmentido por su hija Elena Paz Garro en el semanario Proceso (número 1550), allí descubrió su intimidad al mencionar que en su juventud se enamoró de Roberto Fernández Retamar a quien conoció en 1967 en el Congreso de Escritores de Guadalajara, fueron amantes y hasta la invitó a irse a vivir a Cuba con él; a la hija de Octavio Paz y Elena Garro, la había visto en Cuernavaca, me invitaron a firmar, como testigo (el mismo día que murió el escritor Salvador Elizondo), su testamento que incluye su propia obra y los derechos de autor de la gran novelista Elena Garro, leer en Madrid que Elenita Paz Garro estuvo enamorada de Retamar fue tan significativo, como el relato de Roitman en La Habana y el feliz cumpleaños.

Ya en Cuba, después de caminar el malecón hacia la vieja Habana y saludar al historiador Eusebio Leal, a quien no veía desde hace 4 años, Leal como siempre supervisando personalmente los trabajos de restauración frente al Hotel Ambos Mundos (casa de Ernest Hemingway), me dispuse a montar un camello que me acercara al barrio de Miramar, a una cuadra de la quinta avenida, donde tomé un café con Nancy Morejón (Premio Nacional de Literatura de Cuba, 2001 y asesora de Casa de las Américas), hablamos de los poetas Efraín Huerta y Mario Benedetti, de temas dispersos: como religión afrocubana, de la Feria del Libro de Guadalajara 2002, de su próximo viaje a Macedonia, nació una amistad, como si nos conociéramos de años, algo había leído de su poesía por una antología de la editorial Visor (España), pero a ella le encanta decir que su primer libro se lo publicó la UNAM, que tiene un romance con México, que no lo visita como ella quisiera, en fin, el problema de las visas en las embajadas por ser cubana y revolucionaria.

Alguna vez, invitada a leer en Costa Rica no pudo entrar al país a tiempo, otra no tan lejana a su editora le pusieron en su pasaporte un timbre: “peligrosa para la Seguridad Nacional de EU”, sólo porque sus artesanales libros Vigía molestaron a un funcionario de la oficina de intereses de EU. Nancy Morejón me presentó a Angel Augier, escritor nacido en 1910, un comunista lúcido, excelente crítico literario y uno de los fundadores de la Agencia Prensa Latina, junto al argentino Jorge Ricardo Masetti; en Venezuela en el año 1959 Fidel Castro Ruz y Pablo Neruda hablaron por primera vez de la necesidad de contar con una agencia de noticias que hiciera contrapeso a la desinformación del imperio norteamericano, ¿quién diría que Prensa Latina lleva despachando sus reportes y análisis desde el sesenta? Prensa Latina ha contado con la participación de Gabriel García Márquez, Rodolfo Walsh (novelista y periodista detenido desaparecido por la dictadura argentina en 1977) y Jorge Ricardo Masetti (primer periodista argentino que entrevistó a Fidel y al Che en Sierra Maestra en 1959; Masetti mismo se convertiría en guerrillero, fue asesinado en 1963 por el ejército en Salta, Argentina; pude hablar con su nieto, Santiago Masetti estudiante de Historia por la Universidad de La Habana, en nuestra querida beca de Alamar).

Angel Augier me dedicó su libro Neruda en Cuba y Cuba en Neruda (Ediciones Unión de Escritores y Artistas de Cuba, 2005) le entregué los antecedentes de la Fundación Neruda y su inversión con el asesor del canciller de Pinochet y por supuesto le conté la existencia del prólogo inédito de Neruda para Canción de gesta (Editorial Quimantú, 1973), llegamos al tema de la Carta de los intelectuales cubanos a Neruda (1966). Me confesó: “Creo que exageramos, la carta era muy respetuosa, pero al final se impusieron las diferencias entre los Partidos Comunistas de Chile y Cuba”, precisamente el 25 de julio, se cumplieron 40 años de la Carta abierta a Neruda, en la que se le reprochaba su viaje a New York, ese tema me tiene vuelto un loco, intenté entrevistar a Roberto Fernández Retamar, para hacerle llegar mis disculpas y buscar la solidaridad de Casa de las Américas en mi pequeña campaña de denuncia sobre la Fundación Neruda, pero hablar con Roberto Fernández Retamar no es fácil, sólo enamorar a una argentina en La Habana puede ser más complicado. En Casa de las Américas está montada una exposición del chileno Roberto Matta, cuadros realizados con tierra de La Habana, por la falta de materiales; litografías, fotos, artefactos surrealistas, la mayor colección de Matta que he visto en mi vida, ni en Santiago, Buenos Aires, Roma, París o Madrid me ha tocado vivir una instalación tan bella de Matta. Entre los pasillos tropecé con Retamar, él iba con mucha prisa y yo estaba atrapado en un lienzo de Matta, por no invadir su espacio, dejé que siguiera su camino y esperar a que acepte mi disculpa y buenas intenciones, (dos buenos amigos que compartimos, Ricardo Viñalet en La Habana y José Carlos Rovira en Alicante no pudieron conseguirme una cita con Retamar, dicen que es algo que yo tengo que resolver) como le he dicho a Retamar: En son de paz con Cuba.

En la galería Villa Manuela (calle H, en la misma cera de la casa de Retamar, casi esquina con la calle 23) conocí a Carlos Martí, presidente de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, al enterarse de algunos amigos en común por La Jornada y la revista Rocinante, me preguntó por Carmen Lira: “Hace un rato que no sé de ella, dale mis saludos cuando la veas”. Sólo pude decirle que en Madrid, Carmen Lira habló con Marcos Roitman para preguntarle sobre Rodríguez Zapatero y sus felicitaciones a la derecha mexicana. Las elecciones siguen impugnadas dado el fraude por todos conocidos y Zapatero, antes que George W. Bush, felicitó a Felipe Calderón. La interpretación de Roitman fue que el jefe de gabinete del PSOE es muy amigo de Jorge G. Castañeda, y como detrás de él está Elba Esther Gordillo, pues todo tenía sentido, Carlos Martí sonrió y terminó su copa diciendo: “Zapatero a tus zapatos”.

 

197134
HoyHoy3
TotalTotal197134